top of page

ANIMACIÓN A LA MEXICANA

Por Alberto Rojas Eguiluz

Jorge R. Gutiérrez se embarcó en el proyecto de animación más ambicioso que ha tenido Netflix hasta la fecha: Maya y los tres, que recientemente se estrenó en la plataforma de streaming. El mismo Jorge nos cuenta de dónde salieron las ideas y la inspiración para esta maravilla.



Maya y los tres es una serie animada de nueve episodios de 30 minutos cada uno con sentido del humor y mucha acción basada en las culturas mesoamericanas y del caribe, como los aztecas, los mayas, los olmecas y los incas, pero con un presupuesto que nunca se le había dado a un proyecto de animación para streaming.



La historia se basa en Maya, una princesa guerrera del reino de los tecas, que emprende una aventura para cumplir una profecía ancestral y salvar a su pueblo de los dioses del inframundo.


Platiqué hace unos días con Jorge R. Gutiérrez, director de Maya y los tres y de El libro de la vida, y esto fue lo que dijo acerca de su propia versión de las culturas precolombinas.


¿Por qué escogiste a una chica para ser la heroína de tu historia?

Cuando presenté mi historia a Netflix me di cuenta que en la mayoría de nuestras historias, los protagonistas eran hombres; y qué mejor momento para cambiar eso y ponerle énfasis a una heroína. Para Maya me inspiré en las tres mujeres guerreras que vi cómo lucharon y triunfaron, y son mi esposa Sandra (Equihua, quien siempre hace equipo con él y se encargó de crear a los personajes femeninos, entre otras cosas), mi mamá y mi hermana.



¿Cómo surgió tu pasión por las culturas precolombinas?

Yo viví en Ciudad de México hasta los nueve años y después me fui a Tijuana, pero me enamoré del folclor y del arte del Museo de Antropología de la Ciudad de México. Lo que más me gustaba eran las estatuas y las esculturas porque para mí eran como juguetes; me encantaban los que estaban llenos de calaveras. También me gustó cómo interpretó el muralismo mexicano esa época -por ejemplo- Jorge González Camarena, quien hizo un mural que me fascina, Fusión de las dos culturas, también los de Diego Rivera, David Alfaro Siqueiros y Rufino Tamayo; todos son cartas de amor a esa época.


¿Te basaste solo en las culturas mesoamericanas y del Caribe para hacer Maya y los tres?

Fue lo principal, pero no lo único, por ejemplo, el Inframundo fue inspirado en los álbumes de Iron Maiden y muchas películas de terror de los 80, que nos encantan a mí y a Sandra, por ejemplo, ahí hay una pirámide invertida, las cosas invertidas suelen ser cosas malas. Yo tengo 46 años y en los 80 era niño, y cuando me quedaba viendo las portadas de los discos mi mamá me decía que me iba a volver satánico con esa música (risas).



¿Quién conformó tu equipo de trabajo?

Tuvimos artistas de muchos lados con los que trabajamos en El libro de la vida, hubo de Brasil, Paraguay, Luxemburgo, China, Japón, algo muy importante es que la mitad del equipo fueron mujeres.


¿Qué es lo que tenían que ofrecerle las culturas mesoamericanas al mundo en cuestión de animación?

En Latinoamérica tenemos cosas increíbles que no tienen en el mundo, y algo que le podemos presumir al planeta entero: tenemos sangre de guerreros de distintas épocas, de gente que hizo cosas geniales que van a vivir más que todos, esa fue otra inspiración en la serie, a veces vemos nuestra cultura con respeto, pero también con miedo a la conquista, es un tema difícil, pero es parte de nuestras raíces, por muchos años le tuve miedo a ese tema, para mí, la mejor forma de hablar del presente es inspirarse en el pasado.



Si bien, Maya y los tres es una fantasía, también está basada en detalles reales, ¿cómo equilibraron esa parte?

La idea fue que esta es mi versión, yo no soy un museo ni una institución del gobierno, tampoco un historiador, como El libro de la vida es mi versión del Día de Muertos, esta es mi versión de este universo, como Kurosawa hizo su versión de los Samurai y Sergio Leone del Viejo Oeste, esta es mi versión fantasiosa, con mucho estudio y mucho respeto, salirme de la parte histórica era muy importante, esta es una fantasía gigantesca, pero si alguien quiere ver la serie con ojos de historiador, les tenemos malas noticias porque hay calaveras caminando, pirámides invertidas y cosas así (risas).


¿Por qué no hacer algo más apegado a la historia?

La cosa es que lo histórico tiene un público más exclusivo, nosotros nunca quisimos una historia que se entendiera sólo en México, sino en todo el mundo. Me gusta poner de ejemplo Amelie, esa película es muy francesa, pero conectó con todo el planeta, hay cientos de películas francesas muy buenas que no conectaron con el mundo, la idea de una chica que creció de cierta forma y que le gustaba hacer feliz a los demás pudo pasar en cualquier parte del mundo y en cualquier época, ¿cómo contamos historias universales, pero que vengan de un lugar muy específico, donde el lienzo sea la cultura? Si contamos una historia que solo le van a entender México, el presupuesto y el público van a ser muy chiquitos.



コメント


10600638_719373064821324_371317162026074

Hola, Soy Lucy

Ésta es una revista digital, que informa sobre las nuevas ideas y formas de ver el mundo desde una perspectiva diferente a partir de los cambios que se están generando en nuestras vidas.

Deja que nuestros post lleguen a ti.

Gracias por unirte!

  • Facebook
  • Instagram
bottom of page