top of page

¿SE QUEDARÁ LA INTELIGENCIA ARTIFICIAL CON MI TRABAJO?



Aunque veíamos que poco a poco avanzaba, fue en 2023 cuando la inteligencia artificial puso a temblar al mundo entero con el miedo de ser sustituidos muy pronto por estas aplicaciones. Esta es mi experiencia con esta nueva herramienta.


Por Alberto Rojas Eguiluz


Si hay un trabajo que podría estar en peligro por la inteligencia artificial (IA), ese es el mío. He estado dirigiendo, editando y escribiendo en revistas por más de 27 años, y en ese tiempo he visto cómo se ha transformado el trabajo editorial.


Vi la caída de las revistas impresas y el boom de Internet como una mejor opción para leer noticias y tendencias, pero ahora, al igual que todos los que vivimos en esta época, estoy viendo una revolución que nunca pensé que vería gracias a la evolución de la IA.


Pero lejos de ser algo emocionante, al principio nos dio un buen susto. A principios de este año, el jefe de la redacción en la que trabajo actualmente, nos habló del Chat GPT, el chatbot de IA que OpenAI lanzó al mercado en 2022 que se especializa en generar diálogo y textos. Esta nueva maravilla podía hacer desde un copy de publicidad hasta un guión de cine, lo único que tenías que hacer era pedírselo y darle las especificaciones necesarias. ¿Qué le impediría al Chat GPT hacer los artículos y notas que nosotros hacemos? Los días de las personas que trabajamos en medios escritos estaban contados, pero el tigre no es como lo pintan.





Los primeros experimentos

Nadie nos dijo que lo usáramos, pero la curiosidad me mataba. Bajé la aplicación y, efectivamente, era más fácil de usar que una cuchara. Te armaba un texto en segundos del tema que quisieras. Si no te gustaba el tono, lo repetía con las indicaciones que le dieras, pero al mismo tiempo, estaba muy lejos de la perfección. La gramática no tenía errores, pero se notaba que no había una persona detrás del texto. 


Quizás estaba haciendo algo mal. Para conocer más a fondo el Chat GPT, comencé a leer más sobre la aplicación y tomé unos cursos que no ayudaron mucho, porque siendo algo nuevo, los "expertos" todavía están tratando de entenderla. Fue hasta hace unos meses que encontré un curso de IA aplicada al periodismo y ahí confirmé varias de mis sospechas.


Los periodistas que ya habían experimentado con el Chat GPT en sus redacciones no recomendaban usarlo para hacer artículos o notas, porque no se sabe de dónde saca la información, por lo mismo, puede cometer errores garrafales, por lo que necesita de una leída final del ojo humano.


Lo que sí recomendaban era usar la IA en el periodismo para otras tareas que pueden ser pesadas y que le quitan tiempo a los redactores, como hacer newsletters, escribir los textos para redes sociales a partir de un artículo, o buscar títulos atractivos para las notas. 


Por un momento pensé que el toque y el detalle humano no tienen sustituto, pero si hay algo que hace a la IA una maravilla es que va aprendiendo conforme adquiere experiencia. Recuerdo que la primera vez que la utilicé le encargué una nota acerca de una película y cada vez que aparecía el título del filme, todas las iniciales estaban en mayúsculas, como en inglés. Cuando le aclaré que en español eso estaba mal, lo ajustó de inmediato, y hasta la fecha no ha vuelto a cometer esa pifia. También ha modificado el tono de las notas que le pido, pues el Chat GPT puede llegar a ser cursi en su redacción. 




Hasta la fecha, solo he publicado una nota hecha con IA. Era sobre el cumpleaños 89 del Pato Donald. Le dije cuántas palabras quería, el tono en que buscaba y las palabras clave que debía usar. Le hice algunas correcciones, pero fueron mínimas. Todos los días trato de hacer una nota con el Chat GPT, pero siempre termino haciéndola yo mismo.


Aunque no se ha convertido en un redactor ni mucho menos un editor, el Chat GPT me ayuda todos los días con otras tareas de mi trabajo. Es mi corrector de estilo (de todas formas reviso los textos antes de publicarlos), de gramática, y cuando tengo la cabeza saturada, me da opciones de títulos para mis notas.


Según se publica en el website de la Universidad de Valencia, las ventajas de la IA son que se automatizarán procesos para quitarnos tareas pesadas y tediosas, reducirá el error humano, potenciará la creatividad al liberarnos de las tareas repetitivas y poco motivadoras, y aportará mucha precisión, además, agilizará la toma de decisiones por su capacidad de analizar miles de datos en unos minutos.


De acuerdo a mi experiencia, el día que despidan a todos los reporteros y editores de las agencias de noticias para sustituirlos por alguna aplicación de IA están muy lejos todavía, pero es innegable que estos chatbots se desarrollan y perfeccionan día con día. Tal vez en áreas como la contabilidad o la medicina, la IA pueda aportar esa precisión que los seres humanos no podemos, pero estamos justo a tiempo para convertirla en una aliada que facilite nuestro trabajo. En lugar de temerle, hay que acercarse a ella y sacarle jugo, es algo de lo que no nos vamos a arrepentir.


10600638_719373064821324_371317162026074

Hola, Soy Lucy

Ésta es una revista digital, que informa sobre las nuevas ideas y formas de ver el mundo desde una perspectiva diferente a partir de los cambios que se están generando en nuestras vidas.

Deja que nuestros post lleguen a ti.

Gracias por unirte!

  • Facebook
  • Instagram
bottom of page