top of page

EL SECRETO DE LA EUFORIA





Por Alberto Rojas Eguiluz

Fotos: D Music Marketing



Apenas tiene 23 años, pero la música le ha corrido por las venas desde que nació. Es la hija del cofundador de Leftfield, Neil Barnes, y antes de ser solista fue la baterista de artistas como Kay Tempest y Kwes. Además, ella solía producir sus álbumes, hasta que llegó el más reciente, Euphoric, el tercero en su discografía.


Euphoric el primer disco que no produces por entero tú misma, ¿por qué fue así en esta ocasión?

Después de que mi disco pasado (Seeking Thrills) salió, buscaba una nueva aventura, me sentí muy contenida en el ambiente de mi casa en Londres y quería algo nuevo, así que decidí ponerme en una posición en un principio incómoda, que era compartir el trabajo de producción para ver a dónde me llevaba como ser humano y a dónde llevaba mi música, estoy feliz de haber dado ese salto de fe porque sacó algo nuevo de mí.




¿Y por qué producir con Rostand?

No hubiera podido hacerlo con nadie más, Rostand y yo nos llevamos muy bien, desde que nos juntamos en el estudio de grabación hubo honestidad y confianza. Nos encanta la misma música y compartimos el amor por la perfección del sonido. Me sentí muy abierta y liberada con él, fue un riesgo y tenía miedo, pero me da gusto haberlo hecho, ese es el mensaje de este disco: ponerte en situaciones diferentes deriva en cosas nuevas y te abre nuevas puertas.


¿Qué cambió a nivel de sonido en este disco?

Rostand sugirió que grabáramos instrumentación en vivo, el disco anterior fue muy electrónico, usamos cajas de ritmos de los 80 y secuencias para hacer música house, esta vez hubo un baterista, un bajista, un guitarrista, la instrumentación cambió, pero sigue siendo música bailable, etérea. Eso me gustó mucho, yo toco la batería y Rostand me animó a hacerlo en este disco, eso le dio una estética nueva al álbum.


¿Eso cambió tu forma de escribir canciones?

Nos aseguramos que antes de empezar con la producción pudiera tocar las canciones en el piano, o sea que la escritura de canciones debía ser muy clásica, que fuera algo que pudiera ir a tocar a un bar solo en piano, estilo Bonnie Riatt. Este disco está enfocado más en escribir las canciones, las letras y las melodías con las cuerdas.


¿Ya conocías ese proceso?

Eso fue nuevo para mí, porque Rostand era muy disciplinado para eso y por lo mismo quería trabajar con él, adquirí mucho conocimiento musical porque él es un músico educado de la manera clásica, hubo mucho intercambio musical entre nosotros y eso lo puedes escuchar en las canciones.




Tu papá fue músico y tú estudiaste música, así que has estado rodeada de grandes músicos toda tu vida. ¿Cuál ha sido el mejor consejo que te han dado?

Que confíe en mi instinto, y eso lo puedes aplicar a muchas partes del viaje a la industria de la música: en qué manager te confías, a qué compañía disquera te vas, los abogados que consigues, porque a esta industria no entras solo por la parte creativa. También es un negocio y es importante que confíes un poco en ti misma. Yo firmé contrato a los 19 años y tal vez no tenía tan desarrollado mi instinto: pero creo que el mejor consejo es precisamente ese.


¿Ese instinto lo usas solo para la parte de negocios?

No, lo aplico en cuestiones creativas o cuando estoy en el estudio, también para decidir en dónde y cómo quiero tocar, creo que si no te gusta algo lo tienes que decir, eso es lo más difícil de hacer, pero si lo haces la gente te va a respetar más, no les vas a dar gusto pero así es esto (risas).



Muchos músicos cambian sus puntos de vista cuando se vuelven profesionales, ¿te pasó a ti?

Al principio es muy abrumador, con mi papá vi todas las cosas mágicas que pasaban con la música, puedes hacerla financieramente hablando, trabajas con estos artistas increíbles, y al ver eso de niña me di cuenta que era lo que quería: pero al entrar a ese mundo te das cuenta de la cantidad de trabajo que se necesita para promocionar tu música. Por lo regular creemos que los artistas pegan de un día para otro y no es así, pasan años antes de que puedan tocar constantemente y den entrevistas. No puedes entrar a este negocio pensando que no te vas a partir en dos trabajando, es lo más duro, pero también da las mejores recompensas, siempre me han gustado los retos y trabajar duro, soy muy apasionada y lo único que he querido es ser músico. Me apasiona la industria, el sonido y los artistas que me rodean.


En las últimas décadas las mujeres han ganado mucho terreno en todos los aspectos y la música fue uno de los primeros campos en que se hicieron notar, ¿cómo percibes esa parte?

Me siento muy orgullosa de ser una mujer en esta industria y de ver a todas las mujeres que le abrieron las puertas en esta industria a otras como yo, la muerte de Tina Turner hace poco me puso muy emocional porque lo que hizo por nosotras va más allá. La cantidad de trabajo que le imprimió a su carrera para abrirnos las puertas fue brutal, siento que cargo una batuta en una carrera en la que todas vamos juntas, creo que es importante traerla e inspirar a futuras generaciones, y no es algo que sea una tendencia porque a mí me han gustado artistas como Kate Bush, Björk y hasta Madonna, todas tuvieron algo nuevo y original que decir.


¿Hay alguna artista reciente que te llame la atención?

Rosalía, está yendo más allá de los límites, es muy inspirador ver a una artista tan joven hacer eso, hace que me sienta orgullosa de ser una mujer, es difícil, te tienes que probar constantemente, creo que eso me viene de jugar fútbol con chicos (risas).



Commenti


10600638_719373064821324_371317162026074

Hola, Soy Lucy

Ésta es una revista digital, que informa sobre las nuevas ideas y formas de ver el mundo desde una perspectiva diferente a partir de los cambios que se están generando en nuestras vidas.

Deja que nuestros post lleguen a ti.

Gracias por unirte!

  • Facebook
  • Instagram
bottom of page