top of page

GUILLERMO ARRIAGA EN SUS EXTRAÑAS PALABRAS

Es uno de los mejores escritores de México en la actualidad y sus guiones de cine pusieron el nombre de México en alto en todo el mundo. Guillermo Arriaga nos habla de Extrañas, su más reciente novela, y de algunas cosas más.



Foto: Ana Paula Álvarez.


Por Alberto Rojas Eguiluz


Después de cinco novelas en las que Guillermo Arriaga habló de los rincones que mejor conoce de México —El Escuadrón Guillotina, Un dulce olor a muerte, El búfalo de la noche, El salvaje y Salvar el fuego, por la que ganó el premio Alfaguara—, ahora transporta al lector a la Inglaterra de finales del siglo XVIII para conocer a un noble que pierde toda su herencia y a su familia por dedicarse a la medicina, pero en su camino se topará con mentes brillantes y sorpresas que hacen que no te puedas despegar del libro.

En esta entrevista, el también guionista de Amores Perros, Babel y Los tres entierros de Melquiades Estrada —por la que obtuvo la Palma de Oro en el Festival de Cannes—, nos cuenta cuál era su idea original para Extrañas y qué lo llevó a dar este giro en su literatura.




Extrañas es la primera novela que haces que no está basada en México, ¿a qué se debió eso?

Originalmente concebí Extrañas como una historia que se llevaba a cabo en varios países, era en Mongolia, Noruega, México e Inglaterra. Iba a escribir una novela en un idioma inventado, comencé a escribir todas, pero la de Inglaterra empezó a crecer.Las extrañas son seres con una anomalía que se presenta cada 300 años, hay varios bebés que nacen así, pero no sobreviven, es difícil que seres con esta rareza fisiológica sobrevivan hasta la edad adulta, como esto sucede cada 300 años quería hacerlo en Mongolia en el año 900, en Noruega en 1200 y así, pero fue creciendo la novela que se llevaba a cabo en Inglaterra y por eso se quedó así.



Has declarado en otras ocasiones que no investigas para tus novelas y guiones, sino que escribes sobre lo que sabes, Extrañas tiene una fuerte carga médica, ¿por qué decidiste cambiar tu sistema para esta novela?

En realidad, Extrañas tiene más una investigación lingüística que una investigación científica, lo hice así porque solo uso palabras que salieron antes de 1790. Todo lo de ciencia lo he estado leyendo a lo largo de la vida, así lo he aprendido. Siempre me ha interesado la medicina, por eso ya tenía un conocimiento sobre lo que podría hablar del tema, lo que más gusto me da es que médicos me dicen que se la creen que sucedió.


¿Entonces cuál fue el reto de Extrañas?

El gran reto de Extrañas fue que tú creyeras que estás leyendo una novela del siglo XVIII, que por la forma en que tiene la puntuación, que por los mundos que representa tú sientas que estás en el Londres de 1780, con la lluvia y el frío del norte de Inglaterra de ese entonces, que conozcas a los grandes doctores de la época. Ese es el reto: hacer verosímil que una novela que fue escrita en este siglo parezca que fue escrita en ese siglo.


¿Hubo algún escritor de esa época que influyera este libro?

Hay unas lecturas del siglo XVIII y principios del XIX que lo hicieron, como Balzac, Mary Shelly, Daniel Defoe, Dickens; aunque él ya es de mediados del siglo XIX, todos ellos son escritores que han influenciado la obra.



En tu libro pasado, Salvar el fuego, un personaje le dice a otro que le sobra mundo pero le falta calle, en un escritor ¿qué es más importante, tener mundo o calle?

Ninguno de los dos, con lo que debes de quedarte es con el mundo interior, no importa que no tengas ni mundo ni calle, tienes que tener algo en tu interior que te permita decir las cosas. Muchos escritores creen que ser un buen escritor es escribir bien, y como ellos lo hacen porque estudiaron Letras y tienen un dominio perfecto de la sintaxis, creen que son grandes escritores, pero eso no hace a un gran escritor, eso lo hace que tenga un mundo personal interior, esa parte es lo más importante. Puede ser como Jane Austen o las hermanas Brontë, que vivían en casa encerradas esperando a que llegara el marido ideal y escriben justo de eso, de lo aburridas que están y hacen obras maestras de eso; no tenían ni mundo ni calle, vivían encerradas.



Hablando de ese mundo interior, ¿qué autor te ha llamado la atención últimamente?

Cormac McCarthy, quien lamentablemente murió. Él tenía una visión muy personal del mundo, por eso era un escritor tan importante, porque su visión era interior y poderosa, donde los paisajes del oeste americano junto con los de la de la frontera con México, adquirían una visión casi existencial, Cormac ha sido de los autores que más me han llegado, es una tristeza que haya muerto.


La película que dirigió Tommy Lee Jones con un guión tuyo, Los tres entierros de Melquiades Estrada, parece por momentos una obra de Cormac McCarthy, ¿influyó él de alguna manera ese guión?

No directamente a mí, pero sí a Tommy Lee Jones, él admiraba mucho a Cormac y hay partes en cómo dirigió en que quería retratar los mundos de Cormac. Cuando Tommy Lee y yo nos conocimos le pregunté cuál era su escritor vivo favorito, yo no sabía qué quería él y cuando llegué a Hollywood decidí no impresionarme por nada, así que me dije “voy a ver qué gustos tiene”, por eso le pregunté eso, donde me dijera que era John Grisham sabía que iba a valer madres (risas), pero dijo que era Cormac McCarthy, quien también era mi escritor vivo favorito. Esa unión con Cormac fue lo que nos permitió hacer la película.


Ahora que Cormac McCarthy murió, ¿quién es tu escritor vivo favorito?

No hay un autor como tal que te pueda decir, hay libros de autores que me gustan mucho, pero no ha habido un autor cuyo punto de obra me haya metido como metí con Cormac McCarthy.


¿Qué libros te han impactado últimamente?

Leí un libro que se llama La recóndita memoria de los hombres, el autor es un chavito senegalés, Mohamed Mbougar Sarr, ganó el premio Goncourt, tiene 29 años y lo escribió a los 28, es un buen libro, también me gusta mucho lo que están escribiendo las mujeres en América Latina, Samantha Schweblin, Fernanda Melchor, Guadalupe Nettel, Alma Delia Murillo, Ligia Urroz, Tamara Trottner, me gusta mucho lo que están escribiendo todas ellas.


¿Quién es el mejor escritor vivo mexicano?

Julian Herbert, Sergio Avilés, Juan Villoro de siempre, Álvaro Enrigue, para mí son escritores que pesan ahora.


¿En qué estás trabajando ahora?

Produje la película de mis hijos, A cielo abierto, Mariana y Santiago co dirigen y yo la escribí, fue lo primero que escribí para cine cuando yo tenía 35 años, eso fue lo que dirigieron mis hijos, creo que saldrá en marzo del año que entra.


Comments


10600638_719373064821324_371317162026074

Hola, Soy Lucy

Ésta es una revista digital, que informa sobre las nuevas ideas y formas de ver el mundo desde una perspectiva diferente a partir de los cambios que se están generando en nuestras vidas.

Deja que nuestros post lleguen a ti.

Gracias por unirte!

  • Facebook
  • Instagram
bottom of page