top of page

El Viaje de Regreso al Alma – Claudia Castillo


Por Nayeli Martínez

Fotos: BeU Magazine


En su libro El Viaje de Regreso al Alma Claudia Castillo nos comparte un viaje de sanación, resignificación y cambio de ruta que nos permitirá reclamar nuestra libertad de elegir y manifestar una vida alineada a nuestro máximo propósito de alma. A través de esta entrevista profundizamos más sobre el significado, el camino y el futuro del libro, así como conocimos más a fondo al ser humano detrás de la autora.

Claudia Castillo es una intensa buscadora de respuestas, que ha acompañado a miles de personas en su camino de sanación por 20 años. “Una parte de mí supuso que debía haber otros modos, otras formas, otras respuestas, que había mucho más para dar y recibir del mundo”.

Estudió la carrera de pedagogía, y una maestría en comunicación educativa.



"Me encantaba jugar a ser maestra, la educación siempre me llamó la atención, así como la comunicación”.

“Fui una niña muy introvertida a la que le gustaba hablar en público, a pesar de que en la relación del uno a uno no me sentía tan cómoda”.

Claudia encontró la sanación personal en el mundo del yoga, en el estilo detrás del físico sobre el tapete. “Encontré mil respuestas, el estudio del yoga como un camino me resolvió muchos cuestionamientos existenciales”; y esas respuestas posteriormente le ayudaron a abrir no uno, sino dos centros de yoga a lo largo de su vida, todo encaminado a hoy poder contarnos sobre el viaje de regreso al alma.


¿Por qué este viaje?


Primero que nada, no es un libro autobiográfico, aunque sin duda también lo es. Alguna experiencia o vivencia al final del día se termina plasmando; porque lo que yo he ido entendiendo es que cada ser humano tiene su propia historia; pero tampoco es tan diferente a la de los demás. Todo mundo piensa que es diferente y de alguna forma todos somos diferentes de la misma manera; hay cosas que todos los seres humanos vivimos. El ser testigo de los procesos de sanación de otras personas y de mi propio proceso me hizo ver que hay muchas cosas en común. A pesar de las muchas cosas únicas e irrepetibles de cada viaje y persona, hay cosas que son constantes, y que valían la pena ser plasmadas.




¿Qué vamos a encontrar como propuesta de valor los lectores en estas páginas?


La invitación a que podamos hacer este viaje hacia nosotros mismos. Todos tenemos algo en nuestra vida que nos gustaría que cambiara. Hay cosas que no nos gusta pensar, vivir o sentir y muchas personas no saben cómo lograrlo. Los que llegaban conmigo a una terapia de sanación ya por lo menos habían pedido ayuda y la terapia los iba acompañando, pero esta no puede ser eterna y deben seguir su camino, uno que muchas veces se trunca; precisamente porque no contamos con las herramientas para saber qué hacer con eso. Este libro busca ser esa herramienta que crezca con el lector, que sea un acompañamiento para que a pesar de ser una novela de ficción, el lector se pueda identificar. Es un viaje donde visitamos heridas arquetípicas para los seres humanos. Hablamos del miedo, de la culpa, de la manipulación, evasión, desamor, desconexión y todos los seres humanos tenemos que ver con estas energías. Aunque se lea en el viaje del personaje, cada capítulo cuenta con una meditación canalizada para cada lector, así ellos pueden hacer su propio viaje.


¿Cuál es la mayor diferencia que encontraste de ser lectora a convertirte en escritora?


Fue este proceso de adentrarme a cada una de esas cosas, situaciones de las que soy consciente, pero que ahora debía vivirlo en carne propia para yo poderlo narrar y explicar así cuando el lector lo lea, diga “claro, tal cual, así lo siento yo”. Me requirió mucho trabajo -de horas- de profundizar mi viaje conmigo y el cómo se siente; y el mecanismo que se activa en nosotros al intentar evadirnos. Claramente tuve a los guías, pero como escritora requirió permitirme ser más vulnerable en mi propio proceso y adentrarme aún más en este tipo de heridas.


¿Cómo fue la experiencia de escribir tu primer libro?


Fue una experiencia enriquecedora, agotadora, que se hizo en 6 meses. Escribir este libro en medio de 50 mil otras cosas, responsabilidades, un trabajo fijo, dar terapias. El ratito que más escribí fue cuando recogía a mis hijos a la escuela; 25 minutos y lo que sigue. Fue un trabajo de parto súper alocado y rápido. Tuve la bendición de encontrarme a un excelente editor, Ricardo Talavera, que fue pieza clave para que pudiera nacer y así de rápido. Fue el proceso de traducir lo que me dicen las guías; esa sensación o imagen; y ponerlo en palabras que sean perfectamente lo que describen, ser precisos. La experiencia de buscar que no fuera un libro de conceptos, sino como es la vida, esta experimentación de una manera única y perfecta.


¿Cuál es el principal aprendizaje que obtuviste como escritora?


Muchísimos la verdad… yo creo que, para mí, a manera personal fue la oportunidad de darle cierre a una etapa muy complicada en mi vida, y poder tomar todo eso y convertir esa enfermedad en mi propia medicina, ese veneno de pasar por el proceso alquímico y convertirlo en aprendizaje, crecimiento y mucho amor; esa posibilidad que tenemos en el proceso espiritual de convertir algo que nos pese en algo que nos libere; para mí el libro fue eso. Poder acomodar en doscientas y tantas páginas algo que había estudiado, leído por más de 20 años, y sintetizarlo para que otros lo vivan más fácil de lo que yo lo viví. Dicen que para criar a un niño se necesita toda una tribu. Siento que igual necesito todo una tribu y mucho apoyo de mis hijos, amigos, pareja, editor, hacerme sentir que se podía; así confirmé el apoyo de mi tribu en estos momentos.




En palabras de la autora: “El amor es complicado de explicar y a veces pensamos que sólo es lo que compartimos uno a otro, pero al final es una frecuencia. El amor como creador de vida y que sostiene la vida es lo que nos sostiene, el saber que esa energía de amor está presente, y que el libro fue esa confirmación de que vivimos situaciones conflictivas. Vivimos estas crisis que nos colocan en lugares de mucho dolor, pesadez, ansiedad, y sí, este libro nos hará atravesar esos lugares, para encontrar esa energía, para tener la certeza de que a pesar de lo difícil; hay una energía sabia que entiende lo que tú no entiendes ahora y que sabe que esto tiene un propósito. Al final todo cobra sentido, al final miras el propósito y no el dolor porque entiendes que “el amor es el puente”. – Claudia Castillo.



El libro El Viaje de regreso al Alma lo encuentras en Amazon:


*Claudia Castillo Epstein acaba de realizar la presentación de su libro impreso en San Miguel de Allende y realizará la presentación en Querétaro el día 3 de junio en la librería El Faro de Alejandría, que se encuentra en Juriquilla, a las 12:00 del día. El libro se puede pedir por paquetería.

claudiacastillo.online

Comentarios


10600638_719373064821324_371317162026074

Hola, Soy Lucy

Ésta es una revista digital, que informa sobre las nuevas ideas y formas de ver el mundo desde una perspectiva diferente a partir de los cambios que se están generando en nuestras vidas.

Deja que nuestros post lleguen a ti.

Gracias por unirte!

  • Facebook
  • Instagram
bottom of page