top of page

Tu mente… ¿Amiga o enemiga?

5 superpoderes que te ayudan a mejorar tu vida



Texto e ilustraciones: Rodrigo Vázquez Gutiérrez


Tu mente es tu sirviente. Así de claro… Pero lo interesante está en el tipo de instrucciones que le das.




Cada vez hay más y más estudios que demuestran el poder que la mente tiene en nuestra vida. Y es que puede ayudarnos a crear la vida más perfecta, o sentenciarnos hacia una existencia infame. Que eso ocurra depende 100% de nuestros pensamientos, tanto los que tenemos de manera consciente, como los que se presentan de forma inconsciente.




Seguramente a estas alturas te has dado cuenta de que cuando crees que puedes lograr algo y te abocas a ello, antes o después, lo terminas consiguiendo. Cuando tu forma de pensar es la correcta con respecto a tus capacidades, dones, experiencia y habilidades, tu mente encuentra la forma de lograrlo. Y, por el contrario, cuando surgen en ti dudas sobre tu pericia, tus posibilidades o lo que eres capaz de alcanzar, terminas por no lograr aquello que te propusiste, o lo consigues, pero empleando mucho más tiempo y esfuerzo del que era necesario. Es decir que tu mente te ayuda, o no, a alcanzar lo que deseas. La mente es tan poderosa que te catapulta hacia donde quieres o te hunde en el agujero más profundo. De ahí el hecho de siempre tener expectativas positivas ya que cuando crees que es posible, la mente se encarga de que todas las posibilidades se conviertan en hechos.




A lo largo de mi práctica profesional me he dado cuenta de que existe un patrón repetitivo en personas muy capaces a quienes les cuesta más trabajo alcanzar lo que se proponen. Esto radica principalmente en los pensamientos negativos que presentan y la manera en que actúa su mente a partir de ellos. Por el contrario, las personas que generalmente consiguen lo que se proponen, tienden a ser más positivas usando la mente a su favor.


Recientemente terminé un curso de “Inteligencia Positiva” con Shirzad Chamine (Doctor en Neurociencias) en el cual habla de varios conceptos interesantes que me gustaría compartir contigo.


En principio menciona que el tener una alta Inteligencia Positiva significa que tu mente actúa como tu amiga mucho más tiempo del que lo hace como tu enemiga, mientras que una baja Inteligencia Positiva es lo opuesto. Es decir que la Inteligencia Positiva es un indicador del control que tienes sobre tu mente y qué tanto ésta actúa a tu favor. Por ejemplo, tu mente actúa como tu amiga cuando te indica que debes preparar esa presentación importante para un cliente, y, por el contrario, actúa como como tu enemiga cuando no te deja dormir en la noche por estar pensando en las cuentas que tienes que pagar y las consecuencias que acarrearía el no hacerlo.


La manera de medirla es a través del “PQ”, que es el cociente de Inteligencia Positiva. Esto refleja el porcentaje de tiempo que tu mente actúa como tu amiga en lugar de hacerlo como tu enemiga. Es decir, el porcentaje de tiempo que la mente te ayuda en lugar de sabotearte. Estudios indican que un PQ alto conduce a un mayor éxito en todas las áreas de la vida potenciando no sólo tu felicidad y rendimiento, sino también tu salud y longevidad.




¿Pero, qué interfiere con nuestra mente llevándonos a pensamientos que lejos de ayudarnos, nos perjudican? Por otra parte, Chamine menciona que hay 10 saboteadores principales que interfieren con nuestra mente provocando pensamientos que, lejos de ayudarnos, nos perjudican y que se convierten en enemigos internos. Dichos saboteadores son un conjunto de patrones internos automáticos y habituales que trabajan en nuestra contra.


Te los explico:

  1. El JUEZ: maestro saboteador que te obliga a encontrar constantemente fallas en ti, en otros o en las circunstancias, generándote ansiedad, estrés, decepción y culpa. Su “justificación” es que, sin él, las personas nos convertiríamos en seres perezosos que no alcanzan mucho.

  2. El que EVITA: se enfoca en lo placentero de una forma extrema buscando evadir conflictos o tareas que nos desagradan y generando que procrastinemos. La justificación es que “estás siendo positivo”, en lugar de encarar la realidad al estar evadiendo las situaciones.

  3. El CONTROLADOR: siente la ansiosa necesidad de hacerse cargo y controlar todo generando angustia e impaciencia cuando esto no sucede. Su justificación es que te ayuda a alcanzar mejores resultados.

  4. HÍPER-TRIUNFADOR: te hace dependiente de la necesidad de rendimiento y logro constantes con el fin de generar autovalidación. Se justifica argumentando que tu propia aceptación debe estar condicionada a tu nivel de rendimiento.

  5. HÍPER-RACIONAL: se enfoca exclusivamente en el proceso racional de todo (incluyendo las relaciones personales), argumentando que las emociones no merecen mucha consideración. Su justificación es que tu mente racional es tu mayor y más útil forma de inteligencia.

  6. HÍPER-VIGILANTE: provoca ansiedad continua con respecto a todas las cosas que podrían salir mal. Se justifica intentando hacerte creer que los “peligros” son más grandes de lo que son y que estar en alerta es la mejor manera de abordarlos.

  7. COMPLACIENTE: te incita a intentar ganar la aceptación y el afecto a través de ayudar, agradar o halagar constantemente a otros. Su justificación es que es algo positivo en tus relaciones, negando que realmente lo haces para ganar cariño y aceptación indirectamente.

  8. INQUIETO: busca excitación constante a partir de estar siempre ocupado impidiendo que sientas paz al llevar a cabo tu actividad actual y provocando que pierdas el foco. Intenta hacerte creer que estás viviendo la vida al máximo sin considerar que la realidad es que te pierdes de lo que está pasando en el momento.

  9. RIGORISTA: es la necesidad de orden, perfección y organización llevada al extremo generando ansiedad y tensión en ti y en otros provocando que vivas en un estado de frustración constante sobre lo que no es perfecto. Su justificación es que la perfección siempre es buena y no requiere mucho más esfuerzo.

  10. VÍCTIMA: quiere que te sientas emocional y temperamental como una manera de ganar la atención y el afecto de otros. La justificación es que ésta es la mejor manera de atraer cariño y atención.



Pero, así como estos saboteadores fungen como tus enemigos internos, también existen 5 “súper poderes” que representan la parte más profunda y sabia de ti y que te ayudan a reducir el impacto.


Son estos:


​1. EMPATÍA que se refiere a sentir y mostrar apreciación, compasión y perdón. A mayor empatía hacia ti mismo, mayor empatía hacia los demás. Para incrementarla, visualízate vívidamente como el niño que eras cuando tenías 5 años y usa esa imagen como recordatorio de tu verdadera esencia. Fácilmente te permitirá ser más empático contigo mismo y con los demás.

​2. EXPLORAR a las personas y situaciones con curiosidad, apertura y fascinación. Hacerlo así te ayudará a entender todo de una forma más profunda. Aumentarás esta capacidad si piensas en ti como un antropólogo fascinado simplemente viendo y observando las cosas como son, sin juicios.

​3. INNOVAR, date la oportunidad de inventar cosas, “salir de la caja” y dejar atrás las suposiciones y hábitos que te detienen. Este poder es necesario cuando tus respuestas convencionales a las situaciones no son suficientes. Desarrolla tu capacidad al tomar cualquier idea y añadirle algo más de manera que todas estas sean apreciadas en lugar de ser juzgadas.

​4. NAVEGAR escogiendo entre varios caminos o alternativas basándote en tu brújula interna, esos valores que están arraigados en tu interior. Amplía este poder imaginándote al final de tu vida y mirando hacia atrás a las opciones que hoy se te presentan.

​5. ACTIVARTE para ir a la acción, a ese lugar en donde toda tu energía mental y emocional quedan fuera del alcance de tus saboteadores. Extiende este poder poniéndote en los zapatos de tus saboteadores e intentando anticipar la manera en que tratarán de perjudicar tus acciones.


Es en el momento en que cambias tu perspectiva sobre las cosas que te suceden y las observas como un regalo o una oportunidad de crecimiento, cuando tu mente se expande y el mundo se llena de posibilidades. Es justo ahí donde te das la oportunidad de echar mano de todas tus capacidades y cualidades con el fin de ensanchar tu vida y sacar el máximo provecho de todo lo que tienes por ofrecerle al mundo.



¡Y recuerda tener cuidado con lo que piensas, porque se puede hacer realidad!


Para cambiar nuestras circunstancias, hay que cambiar la forma de pensar.




Contacto:

- Mail: rvazquezcoaching@yahoo.com

- Facebook e Instagram: RodrigoVazquezCoaching

- Twitter: RVazCoaching


Comentários


10600638_719373064821324_371317162026074

Hola, Soy Lucy

Ésta es una revista digital, que informa sobre las nuevas ideas y formas de ver el mundo desde una perspectiva diferente a partir de los cambios que se están generando en nuestras vidas.

Deja que nuestros post lleguen a ti.

Gracias por unirte!

  • Facebook
  • Instagram
bottom of page